PROYECTO EMAUS (10 – 17 años)

      El Proyecto Emaús quiere ser una respuesta a la necesidad de superar los modelos catequéticos de niños, adolescentes y jóvenes, basados en la metodología escolar, para reconvertirlos a un auténtico Catecumenado. Nos inspiramos para ello en la experiencia y estilo del Movimiento Diocesano Juniors de Valencia (JUNIORS M.D. VALENCIA). En Asturias, teniendo en  cuenta nuestra realidad, lo hemos adaptado y lo llamaremos (hasta que se extienda y consolide) Proyecto Emaús. Deseamos crear un tejido Diocesano que contribuya a la sólida educación cristiana de nuestros niños, adolescentes y jóvenes. 
 Emaús es un hacia-dónde, una búsqueda, un camino en el cual ocurre un encuentro inesperado con Jesús. Ese encuentro provoca en el niño y joven una transformación: le aporta una identidad, le regala una experiencia y un estilo de vida que le abre a vivir la realidad con optimismo y desde el gran Equipo de amigos que es el Grupo, siempre unido, de los que siguen a Jesús.  
PRESENTACION POWER POINT

CANCION-HIMNO DEL PROYECTO EMAUS

ETAPAS CATECUMENALES 


ETAPA CATECUMENAL  GENESIS  (ESCUCHA) de 0 a 8 años. Los niños se admiran de todo y lo retienen todo. Todo es normal y natural y todo recaba su interés. Son capaces de descubrir que lo esencial es invisible a los ojos y Dios está en el transfondo de cuanto existe, con su presencia viva. Es la etapa del Primer Anuncio y despertar religioso de los niños. Abarca de 0 a 8 años y sus familias. El Catecismo “Primeros Pasos en la Fe” y “Jesús es el Señor” son los instrumentos adecuados. Es la etapa bautismal de párvulos y las etapas habituales que tradicionalmente convergen en la recepción de la Primera Comunión.  El Despertar religioso, dadas las circunstancias, se alarga, teniendo las edades de 6 a 8 años como referentes. 
ETAPA CATECUMENAL EXODO I    de 9 a 11 años. Los niños despiertan a la vida y empiezan a darse cuenta conscientemente de todo. Es el momento en que sintetizan todo lo aprendido hasta entonces. Adquieren hábitos, toman posturas, se sienten parte de algo más grande que ellos mismos. Es el momento de la percepción de sí mismos y de su entorno, abiertos a las relaciones de grupo donde fraguan su identidad. Además del Catecismo “Testigos del Señor”, las etapas concretas de PACTO E IDENTIDAD (I Y II) tienen sus propias actividades y objetivos educativos.
    PACTO (Descarga el libro). El tiempo de pacto comprende a niños de 9 años(tras tomar la comunión). En este tiempo se produce la “llamada a la vida en equipo” mediante el rito del “pacto de equipo”. Es el comienzo de una nueva andadura. Hay otras personas además de uno mismo. Es necesario entablar relaciones, darse a conocer y crear el grupo. El grupo es muy importante: hacer amigos y, además, vivir juntos la aventura de ser cristianos. Hemos de hacer un pacto entre nosotros que nos permita caminar juntos y facilite que la nuestra sea una aventura verdadera.
    IDENTIDAD I (Descarga el libro). A los 10 años el niño empieza a preguntarse sobre muchas cosas esenciales, especialmente por su identidad como persona dentro de una realidad (el mundo y la sociedad) que no siempre comprende bien. Es capaz de valorar que la vida cristiana le ofrece un modo de ser lleno de sentido y posibilidades.
    IDENTIDAD II (Descarga el libro) A los 11 años se profundiza en el descubrimiento de la propia identidad desde el ser cristiano.
ETAPA CATECUMENAL EXODO II    de 12 a 13 años. Los niños empiezan a desarrollar muchas capacidades y a valorar la experiencia que van teniendo de sí mismos, de la vida, del contacto con los demás y, por supuesto, de la vida cristiana. Salen poco a poco del tutelaje del mundo adulto y emprenden sus propios caminos hacia lo desconocido. Empiezan a darse cuenta de que aprender a vivir es muy importante y que vivir como cristianos es una buena manera de afrontar la realidad y comprenderla. El Sacramento de la Confirmación que algunos recibirán en este período reforzará su experiencia cristiana que llenará de expectativas la experiencia humana. Incluso algunos recibirán conjuntamente la Primera Eucaristía con la Confirmación, lo cual será una experiencia de vida muy enriquecedora.
EXPERIENCIA I (descarga el libro)  A los 12 años los niños empiezan a comprender su entorno y a preguntarse sobre el valor de las cosas y los acontecimientos. Pronto entrarán en la adolescencia, época de grandes cambios y retos. La vida cristiana, vivida en grupo, les permite afrontar con ilusión el presente y preparar el futuro.
EXPERIENCIA II (desgarga el libro) A los 13 años la experiencia brinda una maravillosa oportunidad para crecer y desarrollarse como persona, de la mano de Jesucristo.

ETAPA CATECUMENAL GODSPEL (EVANGELIO) de 14 a 17 años. Los niños ya se hacen mayores y más conscientes de todo. El encuentro con el Evangelio les lleva a descubrir la Buena Noticia de que su vida tiene sentido y tiene un valor infinito. Son personas que están llamadas a desarrollar un estilo de vida concreto y único. Jesucristo es el gran modelo de referencia. El Espíritu Santo consolidará su comprensión de las cosas y su compromiso cristiano, que les conducirá a la madurez. Para la mayoría la recepción del Sacramento de la Confirmación, el cual refrendará un estilo de vida cristiana que les conducirá a la madurez.
ESTILO DE VIDA I (descarga el libro) A los 14 años empieza el gran despegue: nuevos retos, muchos interrogantes, un estilo de vida por crear. La fe cristiana ilumina el camino y proporciona las herramientas adecuadas para crecer libre y preparado para madurar como persona.
ESTILO DE VIDA II (descarga el libro). A los 15 años parece que uno está rodeado de certezas y tópicos inamovibles…los niños quieren comerse el mundo. Pero se dan cuenta de que el mundo es más grande que ellos y aparecen muchas amenazas. La vida cristiana, desde el compartir en grupo, proporciona una renovada visión de las cosas, una visión que le permite estar verdaderamente por encima de las adversidades y contradicciones.
ESTILO DE VIDA III (descarga el libro) A los 16 años la cercanía de la vida adulta ilusiona, por un lado, pero por otro lado crea incertidumbres de presente y de futuro. De la mano de Jesús es posible trazar un proyecto de vida que llena el alma de expectativas y de capacidades. No tengo miedo de ser ni de manifestarme como cristiano.
COMPROMISO (descargar libro) No hay vida cristiana sin compromiso. El compromiso consiste en seguir a Jesús formando parte de su Iglesia. Eso dura toda la vida y forma parte esencial de la aventura del ser humano. Somos hombres y mujeres del Evangelio y vivimos como adultos nuestra fe en la corresponsabilidad de la Iglesia.